Allyson Felix: su propio mundo

8ffcf532-45da-4d83-8ab1-f077c528cea1

Allyson Felix brilla por su rapidez y velocidad. Tiene la actual medalla de oro en los 200m lisos y ha sido campeona mundial en los 400. Posee cuatro medallas de oro y quiere otras tantas. Para los Juegos Olímpicos de Río la atleta de Nike pretende hacerse con la apreciada medalla de oro en las dos distancias en las que destaca, prueba de ello es que se modificó el calendario de competiciones de atletismo del evento para poder intentarlo.

Si consigue hacerse con las dos medallas, será la primera mujer en conseguirlo. No es tarea fácil lograrlo… la dureza a nivel físico y a nivel psíquico de lo que supone clasificarse serie tras serie hasta llegar a las finales no es pan comido… los 200 y los 400 metros son unas distancias muy explosivas y a la vez difíciles de mantener el ritmo. La salida juega un papel fundamental para el transcurso de la prueba. Si sales mal, lo tienes perdido. Si sales bien, lo tienes medio ganado. Cada atleta se prepara a lo largo de los cuatro años que dura el período entre Juegos Olímpicos para conseguir llegar al máximo rendimiento, pero la técnica también cuenta.

Allyson tiene en su palmarés dos medallas de plata -2004 y 2008- antes de su primera victoria en individual el 2012. Con 30 años, compite en los Juegos por cuarta vez consecutiva. Lo que le ha dado la oportunidad de poder competir a este nivel son varios factores: horas de entreno en el gimnasio, entrenamientos interválicos en pista, concentración psíquica y ambición por conseguir el éxito, días de descanso forzado, la modificación de la técnica para conseguir resultados, las carreras por Los Ángeles. Pero por muy fuerte que esté, todo el mundo tiene alguna debilidad. Su temor: la distancia. «Todo el mundo habla de ese subidón que siente», dice. «Nunca lo he vivido».

No solo es rápida. Felix es una de las corredoras con más elegancia e increíblemente ligera. La gran técnica que posee le permiten hacerlo fácil –al menos a simple vista de un espectador- pero todo tiene que engranar correctamente para poder hacerlo. La técnica, el impulso y la velocidad son las piezas clave «Fluye y tiene sentido y conecta», explica. «Solo me ha pasado unas pocas veces en mi carrera profesional, pero simplemente…» busca las palabras para describir lo indescriptible. «Es casi como una sensación de naturalidad».

Cuando está en la preparación de la carrera segundos antes de dar la salida, ella ya visualiza su victoria y los pasos que debe seguir para conseguirlo: el momento del impulso, una zancada tras otra, el movimiento de los brazos acompañando los pasos, la aceleración hasta llegar a meta… Todo bajo control.

Se traslada a su propio mundo de concentración instantes antes de la salida en los que piensa en las pequeñas diferencias que pueden darle la victoria, las pequeñas diferencias entre llegar primera o segunda. «No soy consciente de nada más», dice.

Y llega el pistoletazo de salida seguido por el movimiento secuenciado. Ya sólo queda esperar al final para ver si logra las dos victorias.

Todo esto y mucho más podréis verlo en los JJOO de Río de Janeiro a finales de agosto. Se hará muy larga la espera…

Fuente: Running.es

One thought on “Allyson Felix: su propio mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image Refrescar

*