Dorando Pietri, la mayor historia de superación

dorando pietri

Hoy en Historias del Running, contaremos la hazaña de Dorando Pietri. Este atleta italiano nació en 1885 y jamás se planteó correr, ni mucho menos sacar dinero por ello, y sin embargo, el destino le hizo ser protagonista de una de las historias de superación del deporte. Sus amigos, viendo su potencial al correr, le convencieron para participar en una carrera donde participaba el atleta italiano con más renombre por aquel entonces, Pericle Pagliano. Dorando, con sus ropas de trabajo y sin apenas prepararse para la carrera, estuvo a punto de ganar al campeón italiano. A partir de ahí, su vida daría un vuelco.
Después de participar en más carreras, su primer triunfo internacional llegaría en 1905 en una carrera de 30 kilómetros en Paris. Convencido de sus capacidades y siendo el mejor atleta de Italia, decidió intentar conseguir el sueño olímpico participando en los juegos de Londres. Es en ese momento, cuando Dorando Pietri, se haría una leyenda.
La maratón, en aquella época ya estaba estipulada con los kilómetros de hoy, los famosos, 42.195 metros. Por aquel entonces, muy pocos tenían la capacidad de lograr tal gesta, aunque no faltaba gente con coraje e ilusión, como Dorando Pietri.
El día de la prueba fue un 24 de julio y comenzó a las 2:30 de la tarde. Se presentaron a participar 56 atletas, de ese número, solo llegaría a meta 28. Tom Longboat inició la carrera con fuerza pero un desliz con el champagne que le proporcionaron amigos suyos, hizo que el canadiense tuviera que tirarse al suelo, perdiendo así unos minutos muy valiosos. Detrás de él y nuevo líder de la carrera se encontraba Charles Efferson, el estadounidense llevaba muy buen ritmo y era el favorito para ganar la prueba. Pero unos problemas intestinales le obligaron a disminuir el ritmo para que Dorando Pietri encabezara la carrera sin obstáculo alguno, o eso, pensarían muchos. En el kilómetro 40, las fuerzas de Doranto, flojeaban y se notaba que no tenía apenas fuerzas, lo que haría que llegara al estadio en unas dramáticas condiciones.
Al el trar en el estadio, Doranto no sabía apenas donde se encontraba. De hecho, se equivocó de dirección y los jueces le ayudaron a no equivocarse. Sus piernas flojeaban, pero su cabeza lo hacía más, hasta el hecho, de perder el conocimiento. Tal era su determinación por ganar, que sin conciencia y ayudado por los jueces, siguió andando hasta llegar a la meta, siendo levantado cuatro veces, y tardando 9 minutos en dar 35 metros. Su tiempo final fue de 2h 54´ 46”. Desgraciadamente, poco le sirvió la ayuda de los jueces, ya que acabó siendo descalificado por la ayuda de éstos, dando como vencedor al segundo clasificado, “Johnny” Hayes. A pesar de las reclamaciones de la federación italiana, la federación estadounidense alego que Dorando Pietri había sido ayudado por los jueces.
Al entregarse los premios, llegó la sorpresa inesperada. Dorando Pietri recibió un trofeo de plata de las manos de la Reina Alejandra que conmovida por la historia de la carrera, quiso obsequiar al italiano.
Tras esta gesta, Pietri fue afamado y consiguió mucho dinero en competiciones norteamericanas. Al retirarse invirtió en un hotel de su propiedad, pero no le fue como el esperaba. Murió a los 56 años de un paro cardiaco siendo regente de un taller de su propiedad en la que exhibía con orgullo la copa de la Reina Alejandra.

Os dejo un video en italiano donde aparecen las imagenes impactantes de su llegada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image Refrescar

*