La coordinación entre el ritmo y la respiración

La respiración

Una de las cosas que se suelen realizar mal a la hora de correr, y sobre todo los principiantes, es la coordinación entre el ritmo y la respiración. La importancia de la respiración en carrera es muy importante, por ello vamos a hablar del tema.

 

Respirar mientras corremos

Los corredores que empiezan, salen a correr sin fijarse en la técnica de brazos, ni en las piernas, y tampoco se fijan en los tiempos que realizan. Pero… ¿sabéis que respirando bien, podréis realizar tiempos mejores y llegaréis a realizar distancias más largas? Si una persona respira mejor, podrá llevar más oxígeno en la sangre por lo que el cansancio será menor y la carga de esfuerzo podrá ser mayor.

 

Buscando un patrón respiratorio

El patrón o ciclo respiratorio es el ritmo de respiración que tiene cada corredor dependiendo del ritmo que esté llevando. Si aumentamos la intensidad tendremos que cambiar nuestra forma de respirar. Los corredores de alto nivel, suelen tener hasta 5 ciclos diferentes, dependiendo del ritmo que estén llevando.

 

La duda, respirar por la nariz o por la boca

Siempre se ha discutido cual es la mejor manera de respirar, si por la boca o por la nariz. Y la verdad es que depende de cada corredor y cómo le sea más sencillo. Si vas a un ritmo medio o intensivo, es muy difícil respirar sólo por la nariz o sólo paro la boca. Cuando estás en carrera tras varios kilómetros, no le daréis importancia y respirareis de la manera que os resulte más cómoda. Lo realmente importante, es el ritmo de respiración.

Para mejorar vuestra respiración, daremos estos consejos útiles para que los pongáis en práctica.

 El ritmo de respiración

Coordinarte es base fundamental para mejorar en esta técnica. Si queremos mejorar en esto, has de tener en cuenta que lo menos importante es la velocidad o el entrenamiento. Tendremos que darle la máxima importancia y hacerlo bien.

Este es el ejercicio a realizar:

Por cada dos zancadas: Cuando el pie que esta atrás se levanta, hay que tomar aire rápida y profundamente. Ya una vez hecho esto, cuando el mismo pie vaya a apoyarse de nuevo en el suelo, suelta el aire con un soplido grande.

 

Por cada tres zancadas: para empezar, igual que el anterior, pero en esta ocasión, no lo vamos a soltar hasta que no se apoye el pie contrario. Ejemplo: Pie izquierdo se levanta – Pie derecho – Pie izquierdo – Pie derecho (suelta el aire).

 

Fuera auriculares

Si os fijáis, todo aquel que es profesional, no lleva auriculares para correr. Eso es porque sin llevan puesta la música es imposible Escuchar la respiración. Si escuchas la respiración, te será más fácil llevar el ritmo y concentrarte, estando más alerta de los demás.

 

Respiración abdominal.

Aquí nos encontramos con una técnica más difícil de dominar. Este tipo de respiración también se utiliza para cantar, pero este no va a ser nuestro ejercicio. Consiste en la inspiración y expiración profunda. Hay mil ejercicios para trabajar este tipo de respiración, pero debes de ser constante y tener paciencia.

 

Diferentes formas de respiración.

Como hemos comentado anteriormente, no siempre se respira de la misma manera. Hay muchos factores a determinar, como por ejemplo, el cansancio que tengas, las cuestas o descensos. Todo ello determina la manera y el tipo de respiración.

Las respiraciones, también se entrenan. Nuestro consejo es respirar de manera rápida y con unos intervalos cortos. Si nos encontramos con descensos, haremos una respiración más alargada y profunda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image Refrescar

*