Mejora tu marca personal con el método Galloway

Método Galloway

Si tu mejor marca personal hace tiempo que está estancada no te preocupes, te proponemos un plan de entrenamiento y de carrera distinto e interesante. No es otro que el método Galloway, creado por el ex atleta estadounidense Jeff Galloway. Anteriormente hemos tratado sobre ejercicios para mejorar la velocidad y la resistencia, así como para tener un mejor ritmo en carrera. A continuación, explicaremos una táctica que te ayuda a mejorar la marca personal, a evitar lesiones y a superar el temido muro en las competiciones maratonianas.

El método Galloway consiste en alternar un intervalo de tiempo andando con otro corriendo. No es algo muy novedoso, pero el ex atleta lo propuso para pruebas de media maratón y de 42 kilómetros. Recomienda caminar una cierta distancia al principio de cada 1000 metros para después correr. Dicha alternancia debe ser llevada a cabo hasta el kilómetro 29 en un maratón; a partir de ahí es recomendable reducir el período de “descanso” o bien dejar de andar y terminar lo que queda corriendo.

De esta manera, entran en juego diversos músculos que se dividen el trabajo desde el inicio de la prueba. Así, la fatiga muscular y las sobrecargas tardarán más en aparecer. Ya sea en una prueba oficial o en un entrenamiento, la recuperación será más rápida y se reduce el porcentaje de sufrir una temida lesión. En otras palabras, el desgaste es menor y harás trabajar a más zonas de tu cuerpo que evitarán que bajes el ritmo cuando el cansancio aparece.

Beneficios del método Galloway

Principalmente, te permite ahorrar energía para el último tramo del recorrido. Asimismo, también te ayuda a recobrar tu velocidad sin descuidar la fortaleza. Se aconseja tener un ritmo que no te demande demasiado esfuerzo y realizar las caminatas antes de sentir que estás fatigado. No debes pensar que por andar debes correr a la máxima velocidad, sino que hay que ir con cautela para notar mejoría. Cuando andes, vigila tu pisada dando prioridad a la comodidad y a la sensación de relajación en las piernas.

Se ha demostrado que poniendo en marcha el método Galloway puedes rebajar hasta en 13 minutos tu tiempo en una maratón. En cuanto a la prueba de media, se para el cronómetro 7 minutos antes.

Tanto si eres principiante como si tienes más experiencia, con lo explicado anteriormente tus tiempos mejorarán y, lo más importante, te sentirás más cómodo y menos cansado. Que no te gane el vértigo que supone pensar en una maratón con tramos de andar y prueba nuevas tácticas que te harán mejor runner.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image Refrescar

*