El reto de la primera carrera popular

carrera popular

Nada mejor que terminar el año haciendo lo que más nos gusta: correr. Diciembre pone punto final a un año de entrenamientos y de esfuerzo constante con el objetivo de mejorar día a día. Son muchos los corredores que se animan a disputar su primera carrera popular. Para que todo vaya perfecto, desde UrbanRunning te ofrecemos unos consejos para terminar tu primera carrera popular.

El reto más especial

Lo más importante es marcarte un objetivo real, alcanzable y que te genere un extra de motivación. Todo resultará más sencillo si tenemos un buen propósito. Por ser la primera carrera popular donde participamos, nada mejor que tener como finalidad acabar la prueba.

Tras semanas de entrenamiento de running, llega el día de la carrera. Para no pasarlo mal y abandonar, se aconseja desayunar los mismos alimentos a los que se está acostumbrado. Hay que dejar de lado alimentos nuevos y que no se han probado con anterioridad. Asimismo, se recomienda comer dos horas antes de la carrera y alimentos cuya digestión sea rápida y ligera. Igualmente, valora el hecho de que la digestión puede ser más lenta de lo normal a causa de los nervios.

En cuanto a la hidratación, generalmente en una carrera popular de 5 o 10 kilómetros con temperaturas bajas no se sufre de deshidratación. Lo recomendable es beber agua a pequeños pero frecuentes sorbos, es decir, nada de gran cantidad en muy poco tiempo. Es al terminar la carrera donde cobra mayor importancia, ya que se aconseja beber de manera continuada para ayudar a la recuperación.

Respecto a la vestimenta y a las zapatillas para correr, nada de estrenos. No se recomienda llevar calzado nuevo porque puede provocar dolores o rozaduras; lo mejor es correr con zapatillas con las que hayas entrenado. Evita, además, camisetas de algodón y utiliza una prenda con la que estés acostumbrado y que no provoque ningún tipo de rozaduras.

El día de la carrera popular

La noche anterior a tu primera carrera popular debes descansar todo lo que tus nervios te lo permitan.

Llega el momento de ir a la línea de salida. Lo idóneo es acudir con tiempo suficiente para dejar en los roperos todo aquello que nos sobra como mochila o chaqueta. Además, no te olvides de calentar correctamente.  Átate bien los cordones para evitar parones y tropiezos. Cuando se va a disputar la primera carrera popular, se aconseja colocarse en las últimas posiciones en la salida. De esta manera, se evita salir muy rápido, sufrir empujones y contagiarse de ritmos altos a los que no estamos acostumbrados.

Es importante empezar a correr a un ritmo tranquilo y pausado. Poco a poco, ve aumentando el ritmo de carrera y aprovecha la energía guardada para esprintar en los últimos metros. Cuando hayas cruzado la línea de meta, no pares de golpe y trota durante unos minutos. Come alimentos ligeros y bebe para hidratarte.

Cuando se correr por primera vez una carrera popular, lo mejor es olvidarse del resto de corredores y disfrutar del ambiente y de la experiencia. El reto lo tienes contigo mismo, no con el corredor que te acaba de adelantar y lleva un ritmo demasiado alto.

Da igual la posición y el tiempo, lo importante es terminar la carrera popular que marcará un antes y un después en tu vida de runner: ya no se podrá parar de participar en pruebas. Disfruta y valora el hecho de cumplir con el gran objetivo de terminar tu primera carrera de running.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image Refrescar

*